Avisar de contenido inadecuado

PRESION TRIBUTARIA DICIEMBRE 2011

{
}
 

La presión tributaria

Es usual escuchar que la presión tributaria del Perú se sitúa alrededor del 15% del PBI. Esto es así porque al parecer se piensa que los ingresos tributarios del país son sólo aquellos que recauda el Gobierno Central. En la comparación internacional esta práctica nos coloca como uno de los que menos recauda en la región.

Craso error.

Los ingresos tributarios de un país deben incluir también los impuestos recaudados por los gobiernos subnacionales y las aportaciones a la seguridad social. En el Perú, esto significa incluir lo recaudado por los municipios provinciales y distritales (en estricto ellos sólo cobran impuestos de competencia del Gobierno Central) y lo recaudado por EsSalud y ONP (aportaciones para las prestaciones de salud y pensión públicas).

Al hacer esta corrección, la presión tributaria del Perú asciende a 17.3% del PBI, considerando los resultados del 2010.

Pero en el Perú también se cobran regalías por la explotación de recursos naturales no renovables que suponen una carga adicional para las empresas, y por ello debieran sumarse a la presión tributaria.

Es lo que pasa en otros países vecinos. En Chile, por ejemplo, los ingresos tributarios incluyen lo recaudado por el Impuesto Específico a la Actividad Minera, la conocida regalía minera. Igual es el caso de Bolivia, donde los ingresos tributarios incluyen al superrecaudador Impuesto Directo a los Hidrocarburos, la regalía sobre el gas natural.

Sin embargo, en el Perú estos recaudos son considerados ingresos no tributarios por las estadísticas fiscales, y por ello no se incluyen como parte de la presión tributaria.

De incluirlos, la presión tributaria aumentaría en 0.15% del PBI, el cual podría subir hasta 0.4% del PBI en el 2011, por los cambios establecidos recientemente por el gobierno del presidente Humala.

Pero la cosa no queda ahí.

En el Perú, el sistema de pensiones se privatizó, por lo que no considerar las aportaciones obligatorias que realizan los trabajadores a las AFP deja a la presión tributaria peruana en posición desventajosa respecto de la que muestran otros países, como Argentina, Brasil o Uruguay, que no llevaron a cabo estas políticas o las revirtieron, y por lo tanto presentan una alta recaudación proveniente de las aportaciones a la seguridad social.

Al incluir estos ingresos, la presión tributaria del Perú aumentaría otro 1.2% del PBI.

Si bien incluir estos últimos recaudos en la presión tributaria llevaría a hablar de unos ingresos tributarios “ampliados” antes que de unos ingresos tributarios del Estado propiamente, la corrección es necesaria para lograr una correcta comparación internacional.

En suma, la presión tributaria del Perú habría ascendido a 18.7% del PBI en el 2010.

Si bien estas correcciones mejoran la ubicación de la presión tributaria del Perú en las comparaciones internacionales, no cabe duda de que ésta sigue siendo baja si se toma en cuenta que en el 2010 la presión tributaria promedio de las 12 economías más fuertes de América Latina fue de 19.8% del PBI (Revenue Statistics in Latin America, OECD-CEPAL-CIAT) y la de los 34 países miembros de la OECD de 34.3% del PBI (Revenue Statistics, OECD).

Lo que hace verdaderamente diferente a la presión tributaria del Perú respecto de la que muestran otros países de similar tamaño es el limitado aporte del Impuesto sobre la Renta Personal, de los impuestos de los gobiernos municipales (en particular del Impuesto Predial y Vehicular) y de las contribuciones sociales públicas o privadas.

Un verdadero incremento de la presión tributaria del Perú en el mediano plazo requerirá en la medida de lo posible promover medidas para mejorar el rendimiento de estos impuestos y contribuciones.

{
}
{
}

Deja tu comentario PRESION TRIBUTARIA DICIEMBRE 2011

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre