Avisar de contenido inadecuado

EL ENEMIGO ESTA DENTRO DE LA ORGANIZACION

{
}

.........EL ENEMIGO ESTARA DENTRO DE LA ORGANIZACION...?

¿Qué diríamos de aquella empresa cuyos directivos no cesan de criticar y menospreciar, acusándoles de vagos e incompetentes, por sus continuos “cafelitos” matutinos y las pausas eternas, por su impericia supina, a sus empleados, a los medios personales de que disponen? Pongo el símil con la empresa privada porque gusta a los altos directivos y representantes de la cosa pública ensalzar el paradigma empresarial (siempre eficaz y eficiente) frente a la Administración Pública siempre burocrática, torpe, “legalista” y estulta. Partamos, no obstante, de que la Administración se rige por principios distintos y obedece a lógicas diferentes a las puramente empresariales, algo que parecen olvidar (intencionadamente) las modernas corrientes de las políticas públicas, por la sencilla razón de que no es prioridad de lo público buscar el lucro a costa de lo que sea y de que su objeto es la tutela de los intereses generales (y no de los intereses privados).

Aún así, y asumiendo aquel paradigma, ¿qué empresario se lanza piedras contra su propio tejado y no cesa de pregonar en el mercado los males que aquejan a su empresa, ensalzando a la vez a la competencia de un modo continuo e insistente? Hay también que saber dirigir para que la organización funcione correctamente, pero esto es otro problema, claro está.

Que la Administración Pública no es una empresa, ni que debe actuar sólo con esquemas de funcionamiento empresarial es algo que se impone de modo aplastante. Para empezar, si funcionara realmente atendiendo al paradigma empresarial los que la dirigen serían profesionales cualificados, competentes y reconocidos, tanto como se lo pudiera permitir la propia organización. Y le interesaría siempre rodearse de los mejores, de los más competentes, porque su supervivencia en el mercado dependería en buena parte de ello.

Nada de esto sucede, por más que guste desempeñar el papel de grandes gestores a quienes carecen de la brillantez y eficacia necesaria para tales cometidos (con honrosas excepciones), expertos en sobrevivir e imponerse en las luchas internas de los partidos y en unas elecciones, que no es poco, pero que desconocen realmente cómo se gestiona una Administración, y menos tratando de aplicar criterios de gestión empresarial (en lo que resulten aplicables, como decimos). Y es que una cosa son las tareas de gestión y de dirección de una organización y otra bien distinta son las tareas políticas. Cuando la política, entendida como el arte de lo posible (para muchos, ello significa equivocadamente el arte del torcimiento impune de las reglas que se imponen al resto de los mortales) se inmiscuye en las tareas técnicas, de gestión pura y dura, y profesionales, y viceversa, las cosas siempre empiezan a marchar mal. Porque el control deja de ejercerse como debiera ejercerse según criterios técnicos, y porque se adoptan decisiones regladas de todo tipo ajenas a criterios técnicos y profesionalizados.

Pero no sólo es grave la intromisión en el ámbito administrativo, profesionalizado, ejerciendo presiones intolerables (igualmente es grave la conducta de quienes se pliegan a ellas de modo vergonzante, para ir ganando favores), sino que además se señala con el dedo al personal al servicio de la Administración, tachándolo de inepto, aquejado del pecado capital de la pereza, y encima sobredimensionado. Personal que ha superado exigentes oposiciones (mención especial, claro está, merecen aquellos empleados públicos que entraron sin superar tales pruebas, o a través de pruebas recortadas a su medida y maquilladas, por presiones políticas o personales, y que en buena lógica luego no responden a unos mínimos niveles de calidad, lo que repercute en la mala imagen de ese funcionariado abúlico que trata de venderse a la opinión pública, pues de todo hay), y que es muy competente, cuyo mérito y capacidad ha sido demostrado, con iniciativa, laborioso, cumplidor y decente. Aclaremos que la fijeza en su empleo no obedece al mero hecho de superar unas duras oposiciones, idea también equivocada y malintencionadamente divulgada, sino que responde a sus funciones de servicio público, que deben ser neutrales, imparciales y objetivas, con independencia de la autoridad política de turno que ocupe la poltrona, siempre temporal. Es decir, que si no es de la “confianza” del político de turno, que no sea despedido, lo que es una garantía para y del propio sistema. Y que ahora parece más que nunca que protege al funcionario de quienes dirigen el sistema, que con su dedo acusador, y tras jugar durante décadas a ser generales con la pólvora del Rey (mientras son sostenidos por los verdaderos dirigentes de todo este tinglado), apuntan al funcionariado como el culpable de todos los males.

 

{
}
{
}

Comentarios EL ENEMIGO ESTA DENTRO DE LA ORGANIZACION

El enemigo no tiene condición alguna en especial y puede estar infiltrado en cualquier jerarquía de la organización. Lo podemos encontrar en la Alta Dirección y Comités Ejecutivos, como en los niveles inferiores de la organización, pasando por los mandos intermedios de la misma.

Es importante que las empresas se den cuenta de la amenaza que supone un enemigo interno, ya que es muy perjudicial para la salud de la organizaciones. Es vital que puedan detectarlo lo más pronto posible y puedan establecer planes para mitigar y neutralizarlo. Cohabitar con estos elementos negativos a medio o largo plazo es contraproducente. Un ataque interno puede ser más lento, pero no por eso menos letal (incluso puede ser peor), que un ataque externo. Las empresas de hoy deben ser conscientes de que el enemigo está dentro.


NOMBRE Y APELLIDOS: Judith Melizad Valdez Sosa.


CICLO: VII

JUDITH VALDEZ SOSA JUDITH VALDEZ SOSA 22/07/2012 a las 05:51

El enemigo no tiene condición alguna en especial y puede estar infiltrado en cualquier jerarquía de la organización. Lo podemos encontrar en la Alta Dirección y Comités Ejecutivos, como en los niveles inferiores de la organización, pasando por los mandos intermedios de la misma.

Es importante que las empresas se den cuenta de la amenaza que supone un enemigo interno, ya que es muy perjudicial para la salud de la organizaciones. Es vital que puedan detectarlo lo más pronto posible y puedan establecer planes para mitigar y neutralizarlo. Cohabitar con estos elementos negativos a medio o largo plazo es contraproducente. Un ataque interno puede ser más lento, pero no por eso menos letal (incluso puede ser peor), que un ataque externo. Las empresas de hoy deben ser conscientes de que el enemigo está dentro.


NOMBRE Y APELLIDOS: Judith Melizad Valdez Sosa.


CICLO: VII

El enemigo no tiene condición alguna en especial y puede estar infiltrado en cualquier jerarquía de la organización. Lo podemos encontrar en la Alta Dirección y Comités Ejecutivos, como en los niveles inferiores de la organización, pasando por los mandos intermedios de la misma.

Es importante que las empresas se den cuenta de la amenaza que supone un enemigo interno, ya que es muy perjudicial para la salud de la organizaciones. Es vital que puedan detectarlo lo más pronto posible y puedan establecer planes para mitigar y neutralizarlo. Cohabitar con estos elementos negativos a medio o largo plazo es contraproducente. Un ataque interno puede ser más lento, pero no por eso menos letal (incluso puede ser peor), que un ataque externo. Las empresas de hoy deben ser conscientes de que el enemigo está dentro.


NOMBRE Y APELLIDOS: Judith Melizad Valdez Sosa.


CICLO: VII

El enemigo no tiene condición alguna en especial y puede estar infiltrado en cualquier jerarquía de la organización. Lo podemos encontrar en la Alta Dirección y Comités Ejecutivos, como en los niveles inferiores de la organización, pasando por los mandos intermedios de la misma.

Es importante que las empresas se den cuenta de la amenaza que supone un enemigo interno, ya que es muy perjudicial para la salud de la organizaciones. Es vital que puedan detectarlo lo más pronto posible y puedan establecer planes para mitigar y neutralizarlo. Cohabitar con estos elementos negativos a medio o largo plazo es contraproducente. Un ataque interno puede ser más lento, pero no por eso menos letal (incluso puede ser peor), que un ataque externo. Las empresas de hoy deben ser conscientes de que el enemigo está dentro.


NOMBRE Y APELLIDOS: Judith Melizad Valdez Sosa.


CICLO: VII

El enemigo no tiene condición alguna en especial y puede estar infiltrado en cualquier jerarquía de la organización. Lo podemos encontrar en la Alta Dirección y Comités Ejecutivos, como en los niveles inferiores de la organización, pasando por los mandos intermedios de la misma.

Es importante que las empresas se den cuenta de la amenaza que supone un enemigo interno, ya que es muy perjudicial para la salud de la organizaciones. Es vital que puedan detectarlo lo más pronto posible y puedan establecer planes para mitigar y neutralizarlo. Cohabitar con estos elementos negativos a medio o largo plazo es contraproducente. Un ataque interno puede ser más lento, pero no por eso menos letal (incluso puede ser peor), que un ataque externo. Las empresas de hoy deben ser conscientes de que el enemigo está dentro.


NOMBRE Y APELLIDOS: Judith Melizad Valdez Sosa.


CICLO: VII

El enemigo no tiene condición alguna en especial y puede estar infiltrado en cualquier jerarquía de la organización. Lo podemos encontrar en la Alta Dirección y Comités Ejecutivos, como en los niveles inferiores de la organización, pasando por los mandos intermedios de la misma.

Es importante que las empresas se den cuenta de la amenaza que supone un enemigo interno, ya que es muy perjudicial para la salud de la organizaciones. Es vital que puedan detectarlo lo más pronto posible y puedan establecer planes para mitigar y neutralizarlo. Cohabitar con estos elementos negativos a medio o largo plazo es contraproducente. Un ataque interno puede ser más lento, pero no por eso menos letal (incluso puede ser peor), que un ataque externo. Las empresas de hoy deben ser conscientes de que el enemigo está dentro.


NOMBRE Y APELLIDOS: Judith Melizad Valdez Sosa.


CICLO: VII

El enemigo no tiene condición alguna en especial y puede estar infiltrado en cualquier jerarquía de la organización. Lo podemos encontrar en la Alta Dirección y Comités Ejecutivos, como en los niveles inferiores de la organización, pasando por los mandos intermedios de la misma.

Es importante que las empresas se den cuenta de la amenaza que supone un enemigo interno, ya que es muy perjudicial para la salud de la organizaciones. Es vital que puedan detectarlo lo más pronto posible y puedan establecer planes para mitigar y neutralizarlo. Cohabitar con estos elementos negativos a medio o largo plazo es contraproducente. Un ataque interno puede ser más lento, pero no por eso menos letal (incluso puede ser peor), que un ataque externo. Las empresas de hoy deben ser conscientes de que el enemigo está dentro.


NOMBRE Y APELLIDOS: Judith Melizad Valdez Sosa.


CICLO: VII

El enemigo no tiene condición alguna en especial y puede estar infiltrado en cualquier jerarquía de la organización. Lo podemos encontrar en la Alta Dirección y Comités Ejecutivos, como en los niveles inferiores de la organización, pasando por los mandos intermedios de la misma.

Es importante que las empresas se den cuenta de la amenaza que supone un enemigo interno, ya que es muy perjudicial para la salud de la organizaciones. Es vital que puedan detectarlo lo más pronto posible y puedan establecer planes para mitigar y neutralizarlo. Cohabitar con estos elementos negativos a medio o largo plazo es contraproducente. Un ataque interno puede ser más lento, pero no por eso menos letal (incluso puede ser peor), que un ataque externo. Las empresas de hoy deben ser conscientes de que el enemigo está dentro.


NOMBRE Y APELLIDOS: Judith Melizad Valdez Sosa.


CICLO: VII

... el enemigo estara dentro de la organizacion?



es cierto muchas veces esta denro de las mismas organizaciones  y en las mismas gerencias ya que no se cuenta con gerentes capacitados para motivar a nuestros subordinados o en ocasiones no saben cuan importante y relevante es "la motivacion" para el desarrollo de nuestras organizaciones ... 



pero no solo la alta dirección tiene la tarea de motivar a los subordinados si no que en toda la organización se debe  contar con personal adecuado que no  sea una "AMENAZA" para la misma ; en tal sentido es importante tambien que la organizacion se de cuenta de las amenaza con las que cuenta y poder hacer cambios ya que estos entorpecen el desarrollo normal de nuestras organizacines.



ALUMNA: Laura Gheraldine Rojas Guzmán 



CURSO: COMPORTAMIENTO ORGANIZACIONAL 



CICLO: VII 




shiharu laurita GPDS shiharu laurita GPDS 22/07/2012 a las 13:44

¿ENEMIGO ESTA DENTRO DE LA ORGANIZACIÓN?


El enemigo esta dentro y fuera de la organización en primer lugar las empresas privadas buscan maximizar ganancias, además tienen  más facilidad de un manejo adecuado con eficacia, mientras que la administración pública es muy burocrática y busca sus intereses privados.


En la administración publica en este tiempo  lo que se percibe lo negativo solo dentaran a laborar todos los del partido la gran mayoría, simulan concursos amañados para toda su gente y solo buscan en sus interés personales, están en las jefaturas, cargos personas que no están preparados para asumir dicho cargo.


Necesitamos en la organización gerentes líderes que rompan paradigmas, hacer concursos públicos para captar personal calificado para asumir compromisos, retos, servir y que busca bienestar social para las grandes mayorías.


UNIVERSIDAD NACIONAL DE MOQUEGUA


NOMBRE.- WILFREDO MARTIN LUIS MAQUERA


CICLO.- VII


CURSO.-COMPORTAMIENTO ORGANIZACIONAL 

WILFREDOLUISM WILFREDOLUISM 23/07/2012 a las 00:37

EL ENEMIGO ESTARA DENTRO DE LA ORGANIZACION?


Si es cierto, algunas veces esta dentro de una organización y en las gerencias de alta dirección esto sucede porque los profesionales (gerentes) no están debidamente capacitados no están realmente satisfechos con el trabajo que realizan por que un profesional que está realmente motivado en su trabajo se desempeña muy bien.


Es muy importante que las organizaciones establezcan estrategias frente a las amenazas que se presentan en su desarrollo por qué tener un enemigo dentro de la organización es una amenaza que atenta contra la organización.


ALUMNA: Liz Madelin Ramos Mendoza 



CURSO: Comportamiento Organizacional 



CICLO: VII 

Claramente se nota que de un tiempo aca este es el tema centralde porque no avanza nuestro pais, es muy facil echarle la culpa de esto a los demas pero nos hemos puesto a pensar que hacemos nosotros por realizar un cambio, que aportamos a la sociedad para que todo sea diferente,si ante un acto de corrupcion nos quedamos callados apaciblemente; somos notros los llamdos a realizar el cambio "simpre se obtendran los mismos resultados si actuamos de la misma manera".
Nosotros lo futuros gestores publicos ya con conociemiento de causa podremos realizar una mejor administracion ya que ahora si se esta capacitando en esta matria a los estudiantes, empecemos a sacar lo mejor de nuestros trabajadores y ahondar en sus capacidades para ver realmente mejores resultados, comparondolos y haciendoles incapie en sus debilidades no podremos conseguir lo deseado hagamos las cosas diferente ahora que sabemos como hacerlo.
Universidad Nacional De Moquegua


NOMBRE.- Yessica Vasquez Machaca


CICLO.- VII


CURSO.-Comportamiento Organizacional

¿El enemigo está dentro de la organización?

Esta es una pregunta que sin duda alguna nos hacemos todos quiene stabajamos en el sector público y también en el privado, en ambos campos el enemigo siempre va a existir, el detalle está en ubicar su posición y conocer sus movimientos, para así preveer sus posibles movimientos de tal manera que no perjudique el desempeño de la entidad.
Es importante darle la importancia debida y ubicar al enemigo que no siempre puede tener un alto cargo directivo y puede estar desempeñando un cargo de apoyo o asesoría, generalmete estos se ubican en las organizaciones informales constituídas dentrod e la organización, que nos guste o no juegan un papel importante.
Debemos de procurar formar alianzas con esos grupos informales (que albergan a los enemigos de la entidad) para lograr el beneficio de la institución y evitar su retraso que muchas veces es ocasionado por discrepancias entre grupos d epoder dentro de la entidad.    

victoria victoria 29/07/2012 a las 02:40

¿El enemigo está dentro de la organización?

Esta es una pregunta que sin duda alguna nos hacemos todos quiene stabajamos en el sector público y también en el privado, en ambos campos el enemigo siempre va a existir, el detalle está en ubicar su posición y conocer sus movimientos, para así preveer sus posibles movimientos de tal manera que no perjudique el desempeño de la entidad.
Es importante darle la importancia debida y ubicar al enemigo que no siempre puede tener un alto cargo directivo y puede estar desempeñando un cargo de apoyo o asesoría, generalmete estos se ubican en las organizaciones informales constituídas dentrod e la organización, que nos guste o no juegan un papel importante.
Debemos de procurar formar alianzas con esos grupos informales (que albergan a los enemigos de la entidad) para lograr el beneficio de la institución y evitar su retraso que muchas veces es ocasionado por discrepancias entre grupos d epoder dentro de la entidad.

UNIVERSIDAD NACIONAL DE MOQUEGUA

CARRERA PROFESIONAL DE GESTIÓN PÚBLICA Y DESARROLLO SOCIAL

ALUMNA: VICTORIA SHIRLEY CCALAHUILLE CENTELLAS
CICLO: VII
CURSO: COMPORTAMIENTO ORGANIZACIONAL      

victoria victoria 29/07/2012 a las 02:43


……El enemigo estará dentro de una organización?


El enemigo siempre va existir tanto como fuera y dentro de una organización ya sea pública o privada… siempre va existir esa persona que no desea que te superes, que va querer bajarte de esa alta encargatura que te designaron, por eso un gerente tiene que estar capacitado y preparado para todo los golpes y saber cuándo responder pero con sabiduría, si bien es cierto es un cargo de confianza, con mucha más razón tiene que cumplir un papel de líder… el enemigo también puede ser la ineficiencia de los empleados, malversar fondos, empleados que se aferran a ese sistema burocrático que lo único que hacen es dilatar los procedimientos y excusarse en los procedimientos, etc… Un gerente tiene que saber buscar alianzas, crear empoderamiento a las personas para que dé mismo modo se sientan comprometidas con la visión y misión de la institución.


Rafael Flores Huanca.


ciclo: VII

Rafael Rafael 31/07/2012 a las 06:26

Deja tu comentario EL ENEMIGO ESTA DENTRO DE LA ORGANIZACION

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre